Estar en el mundo de las redes sociales es lo mejor y lo peor que te puede pasar. Te voy a contar una historia:

Había una vez un emprendedor que estaba seguro que su producto era único, novedoso y espectacular, entonces dijo: “Voy a venderlo en línea y en cuanto lo suba, como es tan fabuloso y espectacular se va a vender al instante”. En cuanto lo subió a su página, junto a su imagen, igual de espectacular que su producto, lo único que consiguió fueron unos cuantos likes, y esos mismos de su abuelita. Y se preguntaba ¿Qué hice mal? ¿Por qué no esta dando resultados? 

Lo que no sabía el energético emprendedor es que NO ERA EL, ERAN SUS REDES SOCIALES.

Así como en las relaciones personales, las redes sociales se basan en la comunicación. No importa en el rubro que estés, no basta con tener una imagen de súper de estrella de Hollywood para impactar en el mercado si no pláticas con tu audiencia. Si no conectas, no vendes.

Se debe de entender que las redes sociales se inventaron para relacionarnos, luego en el camino se dieron cuenta que ¡oh wow aquí también puedo vender!.  Ahora entras a Facebook y lo único que te sale son publicaciones de VENDO, PROMOCIONO, ADQUIERE, COMPRA YA. Y el contenido de valor del que tanto hablan los marketeros digitales ¿Dónde esta?,  ¿Cómo vendo, sin vender? Simple y sencillo, todo esta en TUS CONTENIDOS

A nadie le gusta que le vendan, pero si me pláticas, puede que me interese en tu producto. Si enfocas tus contenidos en contar historias, el resultado será distinto. Ahora pregúntate, ¿Qué historia estas contando?, ¿Qué estas aportando de valor que inspire y entretenga a tu audiencia?

Si no lo sabes, te recomiendo tener en cuenta lo siguiente:

TU LENGUAJE

No es lo mismo venderle a un abogado, que a un estudiante, el lenguaje es distinto, los modismos, la cultura, la vida.  Encuentra tu voz, eso que te hace único, para que tu lenguaje se entienda y lo capte el mayor numero de nichos.

BUSCA TU MENSAJE

¿Cómo quieres que el mundo te conozca?, ¿Qué ofreces?, ¿Que me aportas?. Esta parte es la más compleja. Es como cuando te dicen: “Descríbete en 3 palabras”  y te quedas congelado. Así como debes de conocerte a ti mismo, debes de conocer tu producto a profundidad, así podrás entender perfectamente como comunicarlo al mundo.

PLANTEA OBJETIVOS

Se honesto contigo, si tu objetivo es ser millonario, adelante, solo ten en cuenta que tus objetivos van ligados a tu plan de acción. Así que haz una lista de lo que deseas lograr y no te aceleres, un paso a la vez. Tener claro esta parte te ayuda a visualizar hasta donde llegaras.

CONOCE TU PRODUCTO

Como te mencione unos puntos atrás, conoce tu producto a profundidad, como esta compuesto, hasta donde llega tu servicio, como es el proceso de compra, venta y  post-venta. Así podrás comunicar mucho mejor tu mensaje, plantear tus objetivos, encontrar tu lenguaje y crear una experiencia de compra. 

TU AUDIENCIA, TU CLIENTE

Esta parte es la más importante y engloba todo lo mencionado. Si no conoces a tu audiencia ¿De qué manera te vas a comunicar con ellos?. Muchas redes sociales te brindan estadísticas para saber que edades, si son hombres o mujeres, ciudades y gustos tiene tu audiencia, utilízalas a tu favor.

UN PLAN DE ACCIÓN

Ahora viene lo bueno, ya tienes toda esta información ¿De qué te va servir?, para elaborar un plan de acción.  Te recomiendo que sea trimestral para poder ver resultados tangibles y sólidos. Esto te ayudara a que con más precisión logres tus objetivos. Ten en cuenta en esta parte una estrategia de contenidos mensual, tus objetivos de ventas o de alcances y al final tus estadísticas que te ayudan a medir resultados.

Suena más complejo de lo que parece, pero créeme, no lo es, solo es darle estructura y tener claro porque y para que lo estas haciendo. No todo es vender, eso viene por añadidura, todo es más sencillo y divertido si encaminas tu marca a conectar y ser auténtica. Tu eres tu gran diferenciador, haz que tu marca lo refleje.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here